Es el camino más fácil para desarraigar tu capacidad vital para decidir sobre tu vida, para no asumir la responsabilidad sobre tú misma, para caer en las trampas del ego y vivir bajo patrones de miedo.

Hagas lo que hagas deberías llegar a ser consciente de que TODO lo haces porque 'te da la gana'. Incluso cuando crees que lo haces bajo presión o amenaza.

Lo que haces lo haces porque así lo quieres. Es tu opción.

 

Así que ... tú mism@.

A esta creencia le apadrinan otras tantas como que "Tener hijos hace que te realices como ser humano", "Sacrificarse por tus hijos y/o por tus padres te hace ser mejor persona", "La moralidad ampliamente aceptada es el camino hacia el paraíso (después de la muerte)", "El Dios que te vigila sabe que eres buena persona porque ...", ....

 

egoista

 

IMPORTANTE: Da igual la pareja que elijas, si lo haces desde la carencia vivirás una experiencia de carencia, acabarás reprochando a tu pareja que no cubre tus propios vacíos y eso te conducirá a la frustración, al sufrimiento y al desamor.

Tu mente egoica es un gran sistema operativo. El objetivo primario de "la mente humana" es preservar la vida de tu cuerpo físico.

La supervivencia no conoce de la felicidad. Así tendemos a pensar que nuestra mente busca y añora la felicidad, pero de hecho desconoce de qué se trata. La suele confundir con la alegría, con el placer, con la superación, ..., pero realmente ni en sus más profundas elucubraciones filosóficas llega a "rozar con la yema de los dedos" la felicidad.

La mente intenta comprenderla, pero no puede alcanzarla. Es un sin razón porque la felicidad requiere de la paz interior, y para la mente la paz interior es como una "pequeña muerte".

Tu mente egoica sabe de:

- drama, sufrimiento, dolor, ...

- alegria, placer, recompensa, ...

- lógica, cálculo, razonamiento, ...

PERO No sabe de:

- consciencia, felicidad, amor incondicional, ...

 

 

 

Artículo relacionado: Las cuatro barreras (mentales) en la búsqueda del ser

mente y felicidad

Tus preguntas, aportaciones, comentarios, ... a esta bitácora de creencias limitantes al buzón: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

mente y alegria

mente y miedo

 

Es evidente que la idea del sacrificio, del servicio a los demás, o incluso del sufrimiento, están muy impregnadas en las raíces del subconsciente colectivo.

Los que perpetúan esta idea están viviendo una experiencia que puede como mucho calificarse de "interesante", pero que dista mucho de la idea de llegar manifestar tu máximo potencial como maestro encarnado, como ser creador.

El sacrificio no es algo que te acerque a ninguna divinidad. Es un concepto puramente egoico.

Tú eres un ser divino y amándote a ti mismo puedes llegar a hacer desvanecer tus sombras, ...

Si abogas por el sacrificio como camino espiritual entras en una dinámica en la que renuncias a lo que la vida tiene para ti. Puede parecer "elevado" desde esa óptica de renuncia romántica, PERO es una sinrazón desde el punto de vista del amor a Dios.

Tu luz es el mejor regalo que puedes hacerle a la humanidad. Si la apagas para satisfacer las mentes limitadas de otros te haces un flaco favor, a ti, y a los demás.

Sé plenamente tú. Y vive! Disfruta! Siente la vida!

 

sacrificio atajo a Dios

Tus preguntas, aportaciones, comentarios, ... a esta bitácora de creencias limitantes al buzón: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La energía sexual es una de las más potentes en el universo. En los humanos esta energía responde a la capacidad creadora, manifestadora, que llevamos todos dentro.

Una de las facetas, no menos importante, es su capacidad para crear vida. Pero esa es solo una pequeña porción de su potencial.

La manipulación de la energía sexual es muy común, porque la dominación es un camino que aporta mucho rédito a algunas personas.

Se han levantado inmensas barreras mentales para desvirtuar la sexualidad, esclavizarla, limitarla, empobrecerla, ....

El ser humano es un ser sexual y altamente sensual.

El concepto pecaminoso nace en la mente del hombre porque no entiende lo sagrado que es su capacidad creativa. Así, proyecta sobre la sexualidad todos sus fantasmas.

Hay una tendencia ancestral a creer que la naturaleza humana es mala y esta tendencia conduce a pensar que algo tan humano como es el sexo debe ser malo también. Otros intentan entender el sexo como si fuera un instinto animal y por lo tanto acaba en la casilla de los instintos básicos y poco elevados de la humanidad.

El sexo es hermoso y cada vez que experimentas sexo tu alma está presente.

Entre las formas de experimentar con el sexo hay algunas persona que NO han entendido qué significa amarse a si mismo, o no han aprendido qué significa dañarse a si mismo dañando a otros. Estos seres humanos están aprendiendo, y han elegido un camino doloroso.

Otros humanos apenas están descubriendo que para gozar plenamente de la sexualidad necesitan mirar en su interior, para lograr la integración del masculino y el femenino dentro si.

Buscar en el exterior, en otra persona, en otras creencias, lo que es tu sexualidad es como escribir un libro con cuadernos de puntos guía.

Pensar que solo el sexo por amor es espiritual es otra "falsedad cómoda".

Pensar que el sexo necesita una institución como el matrimonio para que sea un acto divino es un pensamiento muy limitado y empobrecido por las reglas heredadas de siglos de dominación patriarcal.

La represión sexual está en la base de muchas de las aberraciones que tanto asustan a los "más elevados moralmente". 

Vive tu vida, vive tu sexo, y ámate por encima de todo.

 

sexo

 

Tus preguntas, aportaciones, comentarios, ... a esta bitácora de creencias limitantes al buzón: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta creencia es ampliamente aceptada como real porque la marca de sangre ha tenido un peso muy importante en la supervivencia de la especie.

Es evidente que desde el momento mismo del parto hasta la adultez, y en momentos de dificultades, contar con personas (a veces una familia) que te respaldan hace una gran diferencia.

El sentimiento de aceptación por parte de los demás se considera una necesidad de la psiquis humana; y el principal y más importante núcleo de configuración de este sentido es la familia.

No obstante, los más terribles dramas (humillación, vejación, dominación, desprecio, olvido, vampirismo energético, victimismo, ...) se desarrollan y se han desarrollado dentro del entorno familiar.

De esta forma se demuestra constantemente que los progenitores tienden a cargar en exceso a sus descendientes con creencias limitantes y lastran así su evolución libre y soberana.

Esta creencia, de que la familia es lo más importante, está estrechamente vinculada al espíritu de sacrificio, al honor moral, .... Poner por encima del individuo a su familia, a su clan, a su comunidad, a su país, a su especie, ...

Puedes verlo a tu alrededor, la familia muy frecuentemente se convierte en la peor de las prisiones a través de los patrones de perfección inculcados, y los procesos de abuso y castración que se originan a partir de ellos.

La familia es además el núcleo básico donde se establece el condicionamiento, la forma de pensar, el contexto mental donde vivirá cada individuo. Es así como se repiten y se repiten durante generaciones los mismos patrones, las mismas condiciones de vida, ... porque en la familia se nutren, se defienden a capa y espada sus propias creencias limitantes.

Un individuo que desea ser libre no puede estar subordinado a una forma de pensar colectiva.

Si para cumplir con lo que tu familia "te pide" debes abandonar tus sueños, estás dejando tu vida en manos de los demás y perdiendo el control de tu propia existencia.

Desgraciadamente la familia no suele ser un lugar donde se ama a la gente por lo que es, sino por lo que cada uno puede aportar a la unidad familiar. A partir de ese momento difícilmente el individuo que la compone se verá incentivado a amarse a si mismo.

En la familia se crean ciertos papeles o roles de los que luego resulta muy difícil salir.

Rescatemos una afirmación cualquiera encontrada en la red: "No importa lo pobre que seas, siempre que tengas familia, serás rico. Ser feliz con tu familia es el mejor regalo de la vida que la tierra nos ofrece."

El mensaje a primera vista no parece limitante, no obstante lo es y mucho. Primero dice que no importa si eres pobre (vaya! totalmente limitante). Segundo pretende comparar tener familia con ser rico, aunque seguramente se refiere a tener abundancia. Y concluye con "ser feliz con tu familia es suficiente para ser feliz" (es lo mejor) ...

A ver, nadie va a decir que ser feliz con tu familia sea malo, pero ..., en resumen:

- ser feliz solo depende de ti, no debes nada a nadie excepto a ti mismo,

- la abundancia está al alcance de todo el mundo,

- la familia no es responsable de tu vida, ni tú de la familia,

- tu familia es solo un aspecto de tu vida, no toda ella, aún mas cuando te condiciona con cualquier obligación moral,

- para sentirte libre solo te necesitas a ti mismo, no necesitas identificarte con un rol, con una familia, ....

Puedes amar a muchas personas pero solo amarte a ti mismo hará la diferencia.

 

familia

 

Tus preguntas, aportaciones, comentarios, ... a esta bitácora de creencias limitantes al buzón: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.