Anotaciones
Las cuatro barreras en la búsqueda del ser
Valoración: / 3
Muy malMuy bien 

Las cuatro barreras en la búsqueda del ser (una búsqueda interior)

1. La inercia (de tu mente)

Siempre has buscado en el exterior ese misterio insondable sobre la vida, quién eres y qué haces aquí. Mirar en tu interior es algo nuevo y desconcertante. "Las distracciones, las aventuras, el placer, ... están ahí fuera" te han estado diciendo desde pequeño.

2. El parloteo (de tu mente)

Por poco que hayas intentado interiorizar habrás descubierto que tu mente no para nunca. Ni lo intentes. Mucha gente recurre al alcohol, a las drogas, ..., para acallar su mente. Porque a tu mente le encanta escucharse. El éxito del yoga, del taichi, de la meditación, radica en la creación de pequeños espacios en los que tu mente pierde el foco.

3. La incomodidad (de tu mente)

Las nuevas sensaciones que provoca ir hacia tu interior son desagradables. Ahí dentro puedes encontrar capas y capas de recuerdos, de emociones reprimidas, y tu mente intentará evitar el dolor, el sufrimiento, a través de mecanismos bien conocidos, como la negación, la huida, la ocultación, ...

4. La soledad (de tu mente)

El camino interior es un camino en solitario. Tu mente huye de la soledad porque teme verse reflejada en su propio espejo. Así buscará e ideará formas de mantenerte alejado, distraído, ocupado, ....

 

Cuando estás totalmente identificado con tu mente, no resultará fácil evitar estos "cuatro guardianes".

La buena nueva, es que no hace falta que luches contra tu mente. Quizás tu mente haya desarrollado mecanismos de defensa super elaborados, pero tú estás realmente aburrido de vivir siempre bajo el drama, estás aburrido de no ser feliz, estás aburrido de tener que pelear por todo, estás aburrido de caer siempre en las mismas trampas, ... y has hecho algo que tu alma te venía invitando: Has cedido el control de tu vida a tu ser superior.

Así que respira hondo y permítete ser tú mismo. Nada más será necesario.

Todo empezará a cambiar ... el camino interior se volverá sencillo, tu mundo exterior se transformará a medida que tú lo vayas haciendo.

Tu mente intentará retomar los viejos hábitos. No te preocupes. Respira hondo y permite.

A tu alrededor habrá gente que intentará imitarte. Pero también habrá otros que se enfadarán contigo porque el cambio supone para ellos una amenaza.

Respira hondo y permite el cambio. Un cambio de consciencia.

 
Mensaje de la Fe

No soy sólo la fe de las iglesias, ni las creencias que pueda tener uno sobre si mismo o sobre los demás.

Soy necesaria para todas las cosas cotidianas de la vida. Necesitas tener fe para enamorarte, necesitas tener fe para despedirte de alguien que ha muerto, para creer que esa persona realmente ha muerto y creer firmemente que, según tu religión o tu concepto de la vida, esa persona va a ir a otro lugar mejor o se va a quedar vagando en la tierra o va ser polvo.

Necesitas fe para saber que te tienes que levantar por la mañana, que vas a hacer tus cosas, necesitas fe para acostarte por la noche y saber que te vas a levantar por la mañana, necesitas fe para salir de casa y saber con confianza que no te va a pasar nada malo, necesitas fe para saber que cuando vuelvas a tu casa todo lo que tú amas estará allí. Necesitas fe para creer que vas a respirar cada segundo de tu vida, necesitas fe para tener ilusión, necesitas fe para creer en el tiempo. Necesitas fe para ser tu mismo.

Y necesitas fe para quedarte aquí, en este cuerpo, y hacer lo que has venido a hacer, se necesita muchísima fe.

Y muchas veces creéis que no la tenéis.

Cuando se te dice “Tienes que creer en algo para hacerlo realidad" sueles responder “- Oh, yo no tengo la suficiente fe" “- Oh, yo no soy lo suficientemente fuerte para creer en ello" “- Sí, lo deseo, pero no soy fuerte para lograrlo".

En realidad tienes fe para todo. La fe forma parte de tu supervivencia. La fe forma parte de tu existencia. La fe forma parte de vuestro linaje.

Es cierto que hay otros seres que no tienen fe. Es un atributo del ser humano, porque si al alma le preguntas, se le haría muy difícil vivir aquí, sola, sin fe.

La fe te permite arriesgarte. Creer en algo. Ser tu mismo. Vivir.

Tienes fe. Siempre la has poseído.

Y es una energía muy poderosa que realmente cambia situaciones, cambia pensamientos, creencias. La fe te hace avanzar. Si renuncias a tu fe te estancas en un agujero simulado mentalmente, y de ahí no sales, y sí, la vida pasará a tu lado, pero tú no avanzarás.

Tienes que creer que tu país va a ir a mejor políticamente, tienes que pensar que hay personas buenas en el mundo después de ver tanta maldad, tienes que creer que tu corazón va a latir aún cuando te lo rompan … porque si no ¿Qué eres?

Deja de buscar la fe por ahí fuera. Deja de buscarla en los rincones. La fe te pertenece. Está dentro de ti.

De igual manera que te levantas por la mañana ilusionado porque puede ser un día mejor, vístete con la fe que ya tienes, déjala relucir y verás cuantas maravillas y cuantos milagros se pueden llegar a obtener.

La fe no es un milagro en si mismo. La fe permite que los milagros existan, que los cambios se produzcan, que el amor perdure.

¿Por qué depositas tu fe en otras personas? Porque reconoces la fe en ellas, esa fe que tienes tú en tu interior. Todo se conecta entre si. Si eres capaz de creer en esa persona es porque eres capaz de creer en ti.

La fe no tiene enemigos. La duda es algo de la mente. La fe existe, y se tiene, simple y llanamente, y tú la utilizas para creer en lo que desees. La fe se tiene como se tiene el amor, para amar a quien desees o para odiar a quien desees.

Sentirás el sentido de la vida con esa fe, o no lo sentirás. Depende de ti.

En tus manos está usar la fe, usarla tal y como dices buenos días por la mañana. “Hoy tengo fe", “Hoy mi vida cambia", “Hoy creo en el amor", “Hoy suelto a esa persona que no me pertenece", “Hoy creo en mi libertad, en mi independencia, creo en mi valía".

La fe es el ingrediente para todo pastel. Sin fe no hay victoria ni derrota, como tú quieras verlo. Si tú crees que vas a ganar ganarás, si tú crees que vas a perder perderás. La fe hace materializar tus sueños y tus creencias. Para la fe no hay nada bueno o malo.

Sólo aquel que cree en si mismo puede hallar el verdadero valor en si mismo.

Ese es tu regalo: Poder manifestar todo aquello que deseas por la fe.

El miedo se disipa ante la fe. Es falso que se tenga fe porque hay miedo. Que gran tormento creado por la mente. La fe siempre existe. Siempre dispones de ella. Siempre puedes escoger.

 
Minuto 44:44
Valoración: / 8
Muy malMuy bien 

minuto 44:44

- Hoola, …, ¿Tienes ganas de llorar?

- No.

- No te desanimes. Yo siempre estoy contigo.

- ¿Quién eres?

- El que pediste.

- ¿La Fuente?

asiente

- Entonces, sí tengo ganas de llorar.

sollozos

- Sí, muchos nervios ahí dentro.  … no estás cayendo, estás volando, y da vértigo, y dan retortijones de pancha, y mareos, y subidas y bajadas. No estás abandonado. No estás caído ni destrozado, ni hundido. Y vengo hoy para recordarte que eres uno de mis seres preferidos al que amo tanto, al que permito que a veces se haga daño. Puedes venir a mi siempre. En mi encontrarás la luz y la fuerza para tirar adelante. ¿Asusta la carencia? Dime ¿Asusta la carencia?

- Sí.

- Pues yo te doy abundancia, te la di desde le primer día. Pero crees que no la mereces. Crees que no eres buena persona. Yo ante eso no puedo hacer nada, porque tú eres mi premio, tú eres mi amor y si tú no te mereces no me verás. Sigues juzgándote por lo que tienes y por lo que dejas de tener, por lo que te gustaría y lo que no te gustaría. Y yo sólo veo un montón de luz dentro de tu corazón que sólo quiere dar y dar y dar, quieres dar regalos, quieres darle una buena vida a …, quieres darle dinero a ..., que no se preocupe en vez de que sea ella la que te lo de, …, la abundancia viene de muchas partes, ahora … está dando un tipo de energía que tú le diste en un principio a ella, tienes que aceptar las energías de regreso. No estás abandonado, ni estás solo. Y mucho menos estás pobre. Ven aquí …

sollozos

- Todo pasará. No te asustes porque estás en buenas manos y bien guiado. Y nunca nada te ha de faltar, ni siquiera el aliento de vida, la pasión por la vida. Vuelve a creer en ti, pequeño. Vuelve a sentir que eres libre, que tienes pasión. Vuelve a desear cosas, porque ya todo el reino te lo mereces. No eres un niño perdido en la selva. Eres un auténtico ser de luz caminando erguido por la tierra, como tú así lo quisiste. Y no necesitas de nadie para conseguirlo, absolutamente de nadie, sino de la pasión y la fuerza que reside dentro de ti. Es la luz de tus ojos que descubre nuevos caminos. Quiero que mires en tu interior y descubras ese tesoro que hay dentro de ti, y que lo hagas realidad. Dentro de tres día y tres noches todo habrá cambiado, aunque no me creas. Sólo confía en ti.

silencio

- ¿Estás mejor?

- Sí.

- Yo te bendeciré siempre, en cada paso en tu camino, mientras lo hagas todo desde el corazón. ¿Sabes que hablo desde el corazón cuando digo que dentro de tres noches tendrás la solución? ¿De acuerdo? Hasta siempre

 
Verano 2012

Retomemos lo que se afirmaba en el círculo carmesí a finales de la primavera para contrastarlo con los "curiosos" eventos de este verano.

Es innegable que este año es un año especial (lejos de ser el final de los tiempos, el rescate extraterrestre, el final de la era electrónica, ...), este año es un año muy intenso, es el año de la Liberación. Un montón de energía entrando de todas partes: energías penetrando con las llamaradas solares (más grandes que nunca), energías entrando a la Tierra desde todos los reinos. Así lo veníamos pidiendo y ahora que la tenemos aquí nos sentimos sobrepasados.

Una de las principales consecuencias es que cosas que hasta ahora funcionaban están empezando a fallar, llevamos tanto tiempo con ellas que hasta intentamos "llamarlas de vuelta", pero esto no funciona así.

Estamos intentando entender qué está pasando, entender por qué las cosas se sienten diferentes, tratando de justificarlo o entenderlo desde la mente, y así nos va ...

Una marea de gente tomando antidepresivos y otros medicamentos para "despejar" su mente, antes de que ésta entre en el cuerpo (porque el cuerpo ha sido entrenado a seguir a la mente) y se empiezan a sentir todo tipo de dolencias físicas.

No era difícil pronosticar un verano caliente y loco en muchas formas y modalidades.

En resumidas cuentas, lo que ha venido pasando en nuestro interior se puede describir como volver a fundir lo racional con lo intuitivo o creativo. Estamos tan acostumbrados a comportarnos como seres mentales que esto ha supuesto una gran anomalía a la hora de resolver los problemas de la vida, las situaciones en el trabajo, los conflictos de pareja, ...

Lo creativo es más difícil para la mente (al menos inicialmente) pues a ella le gusta clasificar, ordenar, hipotetizar, resolver. Lo mental es lineal, muy definido, sirve a un propósito. Pero lo creativo es fluido, sin forma, ni color permanente, no sigue los viejos patrones. Requiere que tú confíes en ti mismo.

La segunda cosa pasando dentro de nosotros ha sido la desintegración paulatina del "niño interior".

Llevamos años intentando sanar nuestro niño interior, intentando integrarlo, para finalmente descubrir que el "niño interior" es una creación de nuestra mente, celosa de no tener sentimientos auténticos (que provienen del corazón y del alma). Estas emociones son inmaduras, poco realistas, demandantes, egoístas.

Nuestro niño interior nunca podía lograr lo suficiente, se alimentaba de nuestra energía y de la energía de los demás; lo que a su vez ocasionaba berrinches, enfado, y hace que miremos las cosas con ojos muy inmaduros.

Y mientras lleva a cabo su fase de desintegración (hasta su completa transmutación) ¿Qué acontece? Ataques de ansiedad, crisis neuróticas, enfados y más enfados, rebelión generalizada, en pocas palabras.

Puede ser una afirmación arriesgada, pero esto podría suponer el comienzo del fin del parto con dolor.

No menos importante es lo que nos está pasando con la tercera dimensión, el tiempo. Descubrimos que el "tiempo experimental" es la secuencia de los eventos que han tenido lugar, la sabiduría que ha sido ganada de esas experiencias, y la evolución o la revelación del siguiente grupo de grandes potenciales; y que se puede cambiar, porque la conciencia puede cambiarlo, y que el tiempo lineal cambia con él.

Así el tiempo lineal ya no es tan lineal, es flexible y se vuelve más flexible, es una herramienta energética. Tan acostumbrados como estamos a calcular nuestros movimientos, nuestros procesos mentales (cuándo tenemos hambre, cuándo estamos cansados, cuándo podemos relajarnos, ...) a lo largo de todo el día, utilizando el tiempo, que ahora llegamos a sentirnos incómodos y sobrepasados.

El otro fenómeno con el que estamos lidiando este verano es que por fin nuestra conciencia puede llegar a hacernos sentir multidimensionales, multifacéticos (las fases de la vida). Empezamos a percibir los diferentes escalones y los diferentes niveles de la realidad a nuestro alrededor.

Y la mente que siempre ha tendido a separar las cosas, a compartimentar la vida, está totalmente desorientada.

La parte amable de esta situación es que nuestro ser creativo o intuitivo está gozando, porque todos estos cambios le encantan, le gratifican. Lo hemos estado pidiendo ...

 
Una nueva etapa: encontrar el tesoro

Siempre pensáis que estáis alejados de mi, o que estáis abandonados, o que todo tiene que ser pruebas de superación, de personalidad, de saber hacer las cosas con el corazón y si no ser castigados.

Queréis cosas, queréis conseguir deseos, y parece siempre que pensáis que hay demasiados obstáculos en vuestras vidas que os impiden, que no sabéis qué más ser o hacer para conseguir.

¿Cuándo es el momento más idoneo para conseguir esas cosas?

No depende de vosotros, y sí, es decir, vosotros al principio teníais que pasar ciertas cosas, a veces en sacrificio, a veces os costaba más decidir, pero os quedábais en la misma situación e íbais aprendiendo cosas, luego pasáisteis a otra etapa, y aquellas cosas que queríais simplemente las pedíais, y algunas venían muy facilmente, ¿Verdad? aquello que tu corazón deseaba, y ahora estáis en otra etapa totalmente diferente que nada tiene que ver con vuestro esfuerzo o sacrificio, nada tiene que ver con vuestra mente porque aquí hay un medio engaño en este mundo, que la mente crea, todo es creación, pero y si yo digo que eso ya está ahí, que no tenéis nada que crear ¿Qué pensaríais?

Vosotros pensáis que tenéis que tener un esfuerzo, una meditación diaria, una concentración en aquello que deseáis, pensar en ello cada día para crearlo.

¿Y si digo que eso ya está creado? El camino es otro para llegar a ello.

Vosotros créeis que tenéis que crear vuestra realidad, cuando vuestra realidad ya está creada de antemano.

Sólo tienes que llegar a encontrarlo sin esfuerzo, pero no lo crees, porque mientras estás entretenido creando algo, eso que ya has creado está ahí. Y dices ... "que no viene!" y te dices "sigue pensando, sigue creando" ..

Se trata pues de aprender a "encontrarlo".

A través del corazón. Pero no, no es otra vez la misma cantinela ...

Es vuestro corazón que os guía hasta eso. ¿No os ha quitado un 90% de esfuerzo? De estar pensando "ahora tengo que pensar en la casa que quiero", "ahora tengo que pensar en la vida que deseo", "ahora tengo que pensar en el trabajo que quiero", ...

Pensar en lo que quieres no es desear aquello que necesitas. Y ya hemos pasado otra fase. En un principio había que dedicar tiempo, esfuerzo, sacrificio, para conseguir aquello que se quería. En la otra fase era concentración, "deseo esto en mi vida, tal, tal..." y algunas cosas venían, otras no. Es como crear una manzana, pide una manzana.

¿Quieres jugar con el cosmos? Pide que alguien te la traiga, pero no tienes que crear la manzana. La manzana ya está creada. Sois vosotros que tenéis que decidir cómo llegar hasta la manzana o que otros os traigan la manzana.

Escuchad a vuestro corazón, que muchas veces no le hacéis mucho caso, os rige mucho la mente, lo que debes, lo que no debes, y ¿Lo que sientes?
Ya tenéis vuestros ítems en el camino. Sólo es cuestión de encontrarlos.

Todos vosotros sois antenas vivientes. Permite que tu cuerpo te hable y te indique y te guie, y tus células, cuando lo hayas conseguido y estés delante, te lo harán saber. Sentirás un escalofrío.

La Fuente

margarita