santuarioHola amig@,

Gracias por acompañarnos un año más con tu Presencia.

Gracias por brindarnos tu compañía y tus pensamientos. Juntos hemos avanzado un año más dentro de esta experiencia de vida. Hemos superado retos personales, miedos internos y hemos fluido con la nueva energía que recién ha llegado para quedarse y así ayudar a cumplir con nuestra nueva voluntad divina.

Esta energía nos alienta al cambio, a avanzar a pesar de nuestros miedos, a dejar ir todo aquello que nos pesa en nuestra mente y en nuestra inconsciencia. Ella nos acompaña en el nuevo amanecer de nuestro Ser pues ya jamás volveremos a ser como éramos ni volveremos a vivir lo que ya dejamos atrás.

Antes de que el último día del año se desvanezca en la noche del tiempo habremos recorrido mil veces este mismo camino para no volverlo a caminar jamás. Es entonces cuando sabremos que hemos despertado.

Y es ahora cuando es tiempo de festejar, es tiempo de celebrar el cambio, la vida y la eterna esperanza que nos fue dada para poder cumplir nuestros deseos fuera en el tiempo que fuera, porque jamás un sueño deja de cumplirse, jamás.

Te invito a soltar todo aquello que aún no pudiste conseguir, aquello que duele y te aprisiona, a tu soledad mental y a tu ira contenida. Te invito a ir muy liger@ a esta celebración y así poder bailar, divertirte y soñar sin ataduras. Se te recuerda con dulzura que eres libre, eres hermos@ y eres amad@, ahora y siempre.

No temas por lo que dejas pues la vida es un círculo cerrado y todo lo que crees perder vuelve de nuevo a tu encuentro. No lamentes nada ni te lamentes por nadie. Permite que tu Ser sea en este instante eterno y abrazarás una nueva vida. Como dice el papá de Arlo: "A veces hay que pasar la barrera del miedo para ver la belleza del otro lado".

Este nuevo año de tu vida te va a sorprender pues ya nada será como antes pues tú jamás volverás a ser el mism@. Bendice tus experiencias y déjalas ir para que otros puedan aprender de ellas. No hagas "prisioneros" y no te quedes con nada pues al vivirlo ya no te pertenece. Entrégalo, perdónalo, libéralo y bendícelo y contribuirás al despertar de tus hermanos.

Acepta todos los regalos que te entregan en esta nueva etapa de tu vida. No niegues tu divinidad ni tu amor propio. Respétate y guarda con amor el lugar que te corresponde en esta historia pues eres tan importante como todos nosotros. Acepta quien eres y siente ese poder dentro de ti que te llena y te bendice, te libera y te completa. Acepta tu divinidad y vive la vida a la que siempre has estado destinado a vivir. El reconocimiento es el primer paso para una vida abundante y libre. El segundo paso es la aceptación. Ya no debes nada a nadie ni nada te deben a ti. Por fin el círculo se cerró y eres libre.

Festeja, celebra y vive tu Despertar.

Así que para los que aún viven esta experiencia de vida os bendigo y os animo a descubrir un nuevo mundo lleno de oportunidades, deseos cumplidos y encuentros divinos. Y para los que partieron de este sueño os bendigo y os doy las gracias por vuestr@ experiencia de vida y os digo hasta pronto pues sé que volveréis en algún momento del camino.

Felices fiestas, felices encuentros y bendiciones para todos desde mi Ser al vuestro.

Con amor,

Núria