Tú eres el Creador. Eres el que va a la cabeza. Todas las otras energías te apoyan, no es al revés. Todas las energías te apoyan, desde el nivel más alto de los seres angélicos hasta la energía de la Tierra en sí misma, hasta todas las entidades, hasta todas tus vidas pasadas, hasta todos los aspectos de aquellos a quienes has conocido. Ellos eligen ayudarte a cumplir tus deseos. Algunas veces los deseos están escondidos. Algunas veces estás tan enfocado en tus necesidades humanas que te olvidas de los deseos de tu Alma. Pero aún así, el proceso está sucediendo de todas maneras. El proceso está sucediendo de todas maneras.

Echa una mirada a tu vida, todo lo que está ocurriendo en ella. Todo lo que está en tu vida está apoyando un deseo en algún nivel, apoyando un deseo de quizá encontrar lo que semeja ser no merecedor de amor o no merecedor de abundancia o salud. En algún nivel hay un deseo dentro de ti de aprender más sobre estas cosas. El deseo podría ser la sombra de viejo karma, haciéndolo para que tengas deseo de no salir, no estar integrado. Y así que el Universo entra para cumplir ese deseo. Te enseñará lo que es sentirse no merecedor, no necesitado, no amado. Pero todo este tiempo tú lo estás creando. Es tu deseo.

Así que, ve y mira a tu alrededor. Observa cómo la energía conspira para cumplir tus deseos – y “conspirar”, por cierto, no es un término malo para nada. “Conspirar” significa poner de manifiesto, manifestar. Ahora mismo tiene una connotación negativa en tu cultura, pero “conspirar” es una palabra maravillosa.

“El mayor regalo que puedes darte a ti mismo es entender que todo lo que te has dado a ti mismo es un regalo”.

El mayor regalo que puedes darte a ti mismo es entender que todo lo que ha sucedido en tu vida ha sido un regalo. Te has dado a ti mismo esta cosa. No eres una víctima del mundo exterior. Te has dado a ti mismo todos estos maravillosos regalos, y cuando puedes mirar las cosas de esta manera, quitas el giro negativo de ellas. Si puedes mirar todo lo que ha sucedido en tu vida... incluso malos padres, una mala relación, un padecimiento físico... todos estos son regalos. Y cuando los miras como tal, quitas la vieja carga de lo que considerarías ser un evento negativo.

Algunos aún están siendo perseguidos por cosas que les han sucedido en el pasado. Parecen no poder sacudir la energía... o algo traumático que les sucedió, o una serie de eventos traumáticos... y estos continúan regresando una y otra vez, a pesar de que piensas que los estás liberando. Estos han venido para perseguir tu vida cotidiana. Pero cuando los miras como un regalo, cuando los miras como un regalo preciado que te diste a ti mismo, quitas el giro, quitas la persecución y entonces, puedes proseguir con tu vida.

 

Adamus canalizado por Geoffrey Hoppe - Presentado al Círculo Carmesí www.crimsoncircle.com

Extracto de Shaud 10 - Yo Soy Auténtico - Mayo 2006