La luz es conciencia. La Conciencia es una, manifestándose en legiones de formas o niveles de conciencia.  

No hay nadie que no sea todo lo que existe, porque la conciencia, aunque expresada en una infinita serie de niveles, no es divisional. No hay separación real o división en la conciencia. 'Yo Soy' no puede ser dividido. Yo puedo considerarme un hombre rico, un hombre pobre, un mendigo o un ladrón, pero el centro de mi ser permanece siendo el mismo, independiente del concepto que mantengo de mí mismo. En el centro de la manifestación, hay un sólo 'Yo Soy' manifestándose en legiones de formas o conceptos de sí mismo, y 'Yo soy el que Yo soy'.  

'Yo Soy' es la autodefinición de lo absoluto, la fundación en la cual todo descansa.

'Yo Soy' es la primera causa-sustancia. 'Yo Soy' es la autodefinición de Dios.

'Yo Soy' es un sentimiento de permanente conciencia. El centro mismo de la conciencia es el sentimiento de 'Yo Soy'.

Yo puedo olvidar quién soy, dónde estoy, qué soy, pero no puedo olvidar que 'Yo Soy'. La conciencia de ser permanece, sin importar el grado de olvido de quién, dónde y qué soy. 

'Yo Soy' es aquello que, en medio de innumerables formas, es siempre el mismo. 

'Yo Soy' es la Presencia divina en cada ser, que ilumina a todo aspirante a descubrir el arcano de la sabiduría de las edades para mejor comprensión del universo que lo circunda y a alcanzar una vivencia plena de armonía con sus semejantes. 

Cada vez que un humano dice 'Yo Soy' la sustancia única de la cual Dios formuló el cielo y la tierra, se pone en movimiento.

Cada vez que dices "- yo no puedo", "- yo me canso" estás tratando de sofocar la divina Presencia en ti. Cuando dices "- yo me muero", "- yo estoy enfermo" te estás negando a ti mism@, porque la ley de la negación es la creación de la mente humana.

Repetir mentalmente, varias veces 'Yo Soy', produce calma en el yo personal y en su intelecto.

 

 
Mensaje del 'Yo Soy'


Que la luz del Padre te ilumine en tu despertar, amad@.

Eres amad@ en lo profundo, perdonad@ en lo absurdo y protegid@ de la ignorancia.
Tuyo es el amor del Padre, inequívoco e inalterable, perdurable, infinito y auténtico.
Siempre a tu lado está.
Amanece en ti al despertar y te envuelve al cerrar los ojos.
Siempre ahí, siempre te acompaña allá donde crees estar.

No hay prisa ni tampoco demora.
No hay nada por lo que sufrir o preocuparse.
Crees que la vida son fases alteradas en si mismas, con giros inequívocos de tensión y preocupación.
Nada que ver.

Hoy te vengo a decir que el tiempo, tu tiempo ha llegado por fin.
Los pequeños inconvenientes desaparecen al fin y los días se convierten en largos días de verano donde la luz del sol no tiene fin.

Aprenderás a vivir sin temor, segur@ de tus capacidades.
Segur@ de tus decisiones y segur@ de todo lo que eres y de lo que vas a dar.

El tiempo de la letanía ha llegado a su fin. Ya no habrá más paradas repentinas.
Tus decisiones encontrarán la salida victoriosa que lleva al Padre y jamás volverás a sentir dolor o miedo.
Ya no habrá más pérdida. Ya no estás alinead@ a la vida ordinaria, ya no fluyes con el tiempo ni el espacio.

Los horizontes se abren, se abren paso para hacer desaparecer los límites de tu propio espacio.
Ya no hay otra vida que la vida de la Luz.
El Padre te invita a Ser parte de Él, a vibrar en su tono, luz y música, en su verdad y su amor.

Tus 'ojos' se abrirán a una verdad que aún no tiene nombre pero que sin embargo conoces con exactitud.
En este preciso instante miríadas de ángeles se disponen a tu alrededor.
Tus 'alas' se despliegan para llevarte a otras dimensiones.

Todo fue concebido desde el principio de los sueños.
Fue erigido como un mapa para llevarte al 'tesoro escondido'.
Fue tan solo un juego, serio y forzado, lleno de límites y sin salida aparente.

Pero ya no estás jugando. Ahora has despertado, lo has logrado.
Ya no es necesario mirar atrás ni recordar ni tu pasado, ni tu futuro, ni tus vidas.
Ya no hay más pruebas en el camino.
Todo forma parte del todo.
Ahora formas parte del todo, el cual te conoce y sabe quién eres.

Este es tu decreto:

Desde donde 'Yo soy' yo me redimo de todo lo que fui y lo que soy.
Me invoco de nuevo, me proyecto hacia mi mism@ retornando a la Luz verdadera, la que mi Padre me otorgó.
Desde aquí y ahora recobro la cordura.
Ya nada de este mundo puede afectarme y si así fuera tan solo tengo que decirme:
   '- Lo sé, pero yo ya no soy el que era. Ahora 'Yo soy Yo mism@ en la luz del Padre.'
Me entrego a quien soy y de donde vengo, agradecid@ y bendecid@ por su único y verdadero amor.
Que así sea.


Festeja ahora el amor, la abundancia y la felicidad porque el resto del Cielo vendrá por si mismo.

Tu amada presencia 'Yo Soy'.

 

Otros decretos


 Otros decretos para la abundancia, la salud, los miedos, ...

 

Decreto de co-creación del 'Yo soy' (Kryon)


Audio decreto co-creación 

En nombre de Dios, Yo soy el que soy en mi, mi amado santo Cristo propio en mi corazón y por el poder magnético del fuego sagrado, decreto:

Yo, ... (aquí tienes que decir tu nombre completo), tengo fe en que mi Yo superior es siempre mi instantáneo, constante y generoso suplidor, 
Yo tengo fe en que mi Yo superior siempre abre mis caminos aún cuando humanamente pareciera que no existieran vías.
Yo tengo fe en que mi Yo superior guía siempre todos mis proyectos manteniendo mi salud, felicidad y prosperidad.
Yo tengo fe en que mi paz interior está siempre segura con la ayuda de mi Yo superior, quien es mi Yo más elevado y la parte de Dios que reside en mi.

Con licencia del gran Espíritu que todo lo rige, todo lo gobierna,
con licencia de la madre tierra justa, generosa y dadivosa,
con licencia de los cuatro elementos, las cuatro direcciones magnéticas y todos los devas supralumínicos,
Yo os saludo a todos y honro el hecho de estar junto a ustedes.
Con licencia de todos mis guardas y espirituales y de la gran hermandad blanca,
Yo en esta hora y en este momento convoco a todos los seres de luz que tutelan mis caminos, para pedirles afecto, bondad, comprensión, ayuda, consejos, información, instrucción, sabiduría, luz, mucha luz, para que juntos recorramos la senda que ha sido trazada por nosotros mismos desde las más altas regiones del Espíritu.
A través de ustedes, amados guías, Yo me dirijo a la fuente creadora del Espíritu.

Como el ser multidimensional que soy,
Yo afirmo que yo soy sagrado y merezco estar aquí en la tierra para recibir respuestas de ti, querido Espíritu, mi magnífico socio, 
¿Qué puedo hacer para ser mejor socio tuyo? ¿Qué es lo que quieres que yo sepa? ¿Qué debería hacer ahora? ¿Dónde debería estar ahora? ¿Cómo puedo hacer para que ocurran los eventos adecuados en mi vida?
Dame las instrucciones para actuar, dame la sincronicidad en mi vivir que me muestre las respuestas y yo te responderé estando alerta para evitar accidentes en mi vida.

Yo, como el ser multidimensional que soy, festejo mi compromiso de estar en este lugar, pues yo vivo en el ahora, tengo mi paz, tengo la visión de la totalidad y sé que las soluciones están esperando hasta que yo llegue al ahora, pues al planificar todas las pruebas que debía asumir en esta vida, desde lo más profundo de mi sabiduría interdimensional, yo creé todas las soluciones, pues no hay lugar dentro de mí donde la creatividad deje de existir.
Yo, como el ser multidimensional que soy, borro ahora todos los ingredientes de todos mis antiguos contratos y decreto ahora mi renuncia definitiva a todas las creencias, implantadas o no, que yo pueda tener.

Yo decreto ahora mi renuncia definitiva a todos los votos y decretos que haya pronunciado en el pasado, en cualquier tiempo y en cualquier instante, principalmente aquellos que estén relacionados con pobreza, enfermedad, dolor, sufrimiento, soledad emocional y vació existencial.
Yo, renuncio a todos esos votos y decretó que los libero definitivamente de mí, sanando y limpiando los registros kármicos de todos mis procesos evolutivos, asimismo yo ahora revoco y cancelo definitivamente cualquier posible permiso que yo haya podido otorgar, consciente o inconscientemente, desde cualquiera de mis estados de conciencia espirituales, astrales, oníricos, emocionales o mentales, para que se haya podido facilitar el alojamiento, principalmente en mi cuerpo áurico, en mis envolturas astrales o en cualquiera de mis estados o niveles de mi ser, de alguna entidad espiritual o astral de cualquier índole, origen o de cualquier forma pensamiento que hayan podido afectar el desempeño equilibrado de mis centros energéticos, físicos, sexuales, emocionales y espirituales.
Yo, ahora decreto irrevocable y definitivamente la liberación definitiva de cualquier entidad astral, o forma pensamiento que haya podido alojarse en mi ser y ordeno su retirada definitiva y permanente de todos sus estados de conciencia, sin que exista la más remota posibilidad de que regresen de nuevo alguna vez, pues decreto que más nunca permitiré que eso ocurra, pues mi Yo superior es el único que puede dar esa autorización.
Por lo tanto en esta hora y en este momento yo te pido, mi Yo superior, que cancelemos cualquier permiso o acceso a cualquier forma astral o de pensamiento que pueden llegar a afectar mi estabilidad física, sexual, mental, emocional, astral y espiritual.

Yo perdono, sano y libero todo aquello que consciente o inconscientemente pudiera retardar obstaculizar la completa evolución de todos los niveles multidimensionales de mi Ser.

Yo, como el ser multidimensional que soy, decreto ahora mi evolución personal, y por lo tanto, Yo cocreo mi futuro y cocreo mi propia realidad, pues siempre estoy en el sitio correcto, en el momento apropiado.
En virtud de ello, yo expreso mi intención de ir donde tenga que ser llevado de acuerdo al plan divino, y pido que lleguen hasta mi, juntos y sin esfuerzo, solamente los conocimientos, las personas, las oportunidades y los recursos materiales necesarios que me permiten manifestar la voluntad divina en esta realidad física.

Yo, como el ser multidimensional que soy, elijo usar los nuevos dones del espíritu para mantenerme equilibrado y para tener el poder de eliminar cualquier cosa negativa que intente interponerse en mi camino.
Nada negativo puede perturbarme, por lo tanto cocreo que mi vibración cambie y aumente paulatinamente a niveles más sutiles e interdimensionales.

Yo cocreo mi sanación física y decreto el despertar de mi memoria celular.
En virtud de ello, de manera adecuada y sagrada, me dijo ahora a ti, querido cuerpo:
Estamos juntos en esta vida y juntos nos sanamos a nosotros mismos, juntos tenemos el poder de inmunizarnos de cualquier proceso que puedan deteriorar la salud de nuestro sistema físico, juntos nos regeneramos, juntos nos rejuvenecemos y juntos tenemos el poder de retardar la liberación de la química hormonal que envejece, pues juntos desactivamos por tiempo indeterminado el envejecimiento de nuestras células, tejidos, órganos y funciones, y reconectamos en nuestro ser en forma armónica y equilibrada los doce códigos del ADN para alcanzar los doce niveles superiores de conocimiento espiritual, emocional, físico y mental.
Asimismo, juntos ahora activamos el crecimiento y funcionamiento de nuestra glándula pineal para sentir las frecuencias más altas de pensamiento que proporciona el conocimiento, y para poner en marcha el proceso de ascensión que está grabado en nuestro ADN.
Ahora cada célula de nosotros lo sabe, proclama su intención y actúa en consecuencia, manteniendo niveles óptimos de constante buena salud y rejuvenecimiento físico, mental, emocional y espiritual de nuestros sistemas.

Yo, creo mi mundo, soy libre del espacio y del tiempo, y soy parte de todo lo que es.
Yo, honro esta tierra, honro mi propia existencia, vivo en el ahora y acepto mi realidad presente, acepto lo que tengo, acepto lo que soy y acepto ser, pues yo sé que la gratitud por el momento presente y por la plenitud de la vida ahora es la verdadera prosperidad continuamente se me manifiesta de muchas formas.
Así mismo, yo estoy en contacto permanente con todos los niveles de mi Yo multidimensional que disfrutan de total prosperidad de material, la cual se manifiesta totalmente en el nivel multidimensional donde se encuentra esta parte expandida de mí, aquí, ahora, en el plano tierra.
Yo merezco estar aquí ahora y soy merecedor de muchas cosas buenas, por lo tanto me abro y comprendo que merezco disponer de plena abundancia para suplir todos mis deseos y necesidades, y comprendo que el espíritu esta aquí para darme amor, paz equilibrio, salud y prosperidad.
Solamente las cosas buenas se adhieren a mí, pues Yo soy una pieza de la totalidad y soy perfecto ante la vista del Espíritu.
Ninguna palabra humana puede cambiar el Yo soy, pues Yo soy el que soy y merezco estar ahora en este hermoso lugar llamado tierra.

Yo soy el que soy, yo soy todo lo que soy, Yo soy todo lo que soy y todo lo que es, Yo soy uno con el todo.
De acuerdo al plan y a la voluntad divina, Yo, como el ser multidimensional que soy, convoco a todos los maestros ascendidos y a todos los seres de luz que estén involucrados con los conocimientos que deba recibir a que me transmitan la totalidad de dichos conocimientos en los niveles adecuados, y me indiquen como proceder para su interpretación, aplicación y divulgación, para así honrar y cocrear armoniosamente el matrimonio total con el contrato de aprendizaje que Yo mismo he suscrito con el Espíritu.

En nombre del Espíritu, Yo cocreo que enfrento el cambio sin temor y sin participar en ninguna situación apocalíptica colectiva.
En nombre del Espíritu, Yo cocreo las cualidades del perdón y la compasión incondicional, el amor inter e intrapersonal y la perfecta salud física, mental y espiritual.
En nombre del Espíritu, Yo cocreo la obtención del conocimiento de esta nueva energía, con todos sus alcances, con todas sus herramientas, y en el más puro amor, para utilizarlo para mi propio bien, mi sabiduría, mi maestría y para la guía y el bien de toda la humanidad.
En nombre del Espíritu, Yo cocreo la más alta energía espiritual creadora de todo tipo de recursos intelectuales, espirituales y materiales, para divulgar correctamente, apropiadamente y con desapego, todos los conocimientos que se me indiquen y para obtener sin esfuerzo todos los recursos financieros que sean necesarios para realizar correcta y apropiadamente mi misión, para vivir holgadamente, con calidad de vida, y para compartir con otros mi prosperidad material.

Las cosas posiblemente nunca sean aquello que parecen, por lo tanto, Yo, como el ser multidimensional que soy, en esta hora y en este momento, pido ser envuelto en la luz blanca dorada de la creación para trabajar integralmente con la divina presencia por encima de mis probables creencias o limitaciones, para estar permanentemente conectado con alta percepción y adecuada expresión, para actuar siempre de acuerdo al plan divino de la luz, honrando el Espíritu y los designios superiores del plan maestro de todo lo que es.
Yo libero completamente y con total confianza el resultado de esta afirmación, lo coloco en las manos del Espíritu, de mi Yo multidimensional, y me desapego del proceso.

Aquí y ahora os invoco a la acción dinámica cósmica, por el cumplimiento del plan divino, por la llama cósmica del amor cósmico.

Así es, amado Yo soy el que yo soy.
Así es.