La humanidad lleva a cuestas cantidades ingentes de creencias forjadas en un pasado obsoleto, algunas creadas por mentes que hoy consideraríamos de dudosa estabilidad emocional, enarboladas periódicamente por las masas sumisas, y en oposición directa con el libre albedrío individual o con el sentido común.

Esta Bitácora pretende ser una recapitulación de algunas de estas creencias.

Evidentemente, lo que para una persona es cierto puede no serlo para otra y lo que hoy es cierto para ti puede no serlo el día de mañana.

Los ladrones que te roban, son tus propias creencias falsas. Debido a tu creencia en ellas les das poder al transferir con tu pensamiento el poder que tú eres. Por tu creencia le das poder a ellas transfiriendo el poder que tú eres. ¿Crees posible darte cuenta de que eres tú mism@ el poder que erróneamente has dado a las condiciones externas?

El humano se siente tan seguro en sus leyes creadas por otros humanos, opiniones y creencias que él inviste con una autoridad que no poseen. Satisfecho de que su conocimiento es todo, permanece inconsciente de que todas las apariencias externas no son sino estados mentales externalizados.