La humanidad lleva a cuestas cantidades ingentes de creencias forjadas en el amanecer de su creación, creadas por mentes que hoy consideraríamos de dudosa estabilidad emocional, enarboladas periódicamente por las masas, en oposición directa con el libre albedrío individual o con el sentido común.

Esta Bitácora pretende ser una recapitulación de algunas de estas creencias.

Evidentemente, lo que para una persona es cierto puede no serlo para otra y lo que hoy es cierto para ti puede no serlo el día de mañana.

Si hablamos de dogmas nos perderíamos en un pozo sin fondo, así que lo haremos simple y llevadero.

Si no es de tu agrado te invito a pasar página.