El dinero es solo energía, cómo la utilices depende solo de tu grado de consciencia.

Esta energía está vinculada con la abundancia, la fe y la felicidad.

Mientras pienses que el dinero es malo o que no es para ti no tendrás la osadía de aspirar a más, y te sincronizarás con creencias como:

 Para que unos tengan otros deben perder.

 No todos podemos ser ricos.

Sin embargo la abundancia es un derecho. La pobreza es una 'enfermedad mental'.

Vive con calidad o no vivas en absoluto. Cómprate un bonito árbol, un buen coche, una bonita casa.

Si te sientes culpable y te preocupas por el presupuesto o el coste de un árbol como ese o ese otro, dentro de diez años todavía vas a estar arrastrándote por el suelo preguntándote de dónde vendrá la abundancia. Si lo haces y dejas fluir la energía, está ahí y dentro de diez años vas a tener cinco árboles o más.

La abundancia sigue a la abundancia. La calidad sigue a la calidad. Y cuando te abaratas a ti mism@, te estás haciendo la mayor desaprobación.

Has estado viviendo baratamente. Si hubieras estado viviendo en abundancia, tendrías todas las cosas que deseas. 

¿Cómo sería empezar a vivir en abundancia? Vivir en calidad, con serenidad y seguridad.

 

 

en pdf