Pudiste nacer en cualquier punto de la galaxia o del universo. Pero por una razón que se te escapa naciste en la piel de un humano.

El asesinato, la destrucción de nuestro entorno natural, la esclavización de sus congéneres y una larga lista de "males humanos", son el fruto de una desconexión entre nuestra parte humana y nuestra parte divina.

Aunque las apariencias parecen demostrar lo contrario la humanidad también ha hecho grandes avances. 

Si estudias la historia de la humanidad podrás ver cosas horribles, cierto, pero cuidado porque corres el riesgo de perder de vista todas las cosas maravillosas que ha realizado, cosas que quizás no aparezcan en los libros, ni en las películas.

Hay una parte de la historia que permanece oculta. La humanidad también ha tenido que superar interferencias externas.

Con cada vida, de cada error, de cada acierto, se destila una sabiduría que confiera a nuestra especie un futuro mejor.